Oscar Orrantia Vernaza

Presidencia 1997-1999
Lideró las posiciones del sector empresarial guayaquileño, frente a la errática conducción de la economía por parte del gobierno de entonces. La delicada situación que vivía el país, pero muy especialmente Guayaquil, afectada por el fenómeno de El Niño de 1997-1998; los serios estragos que, en la actividad económica en general, causó la denominada “mancha blanca” que afectó a la producción exportable camaronera; y las continuas amenazas de ajustes macroeconómicos, con sus secuelas de devaluaciones, aumentos de las tasas de interés e incremento de impuestos y tarifas de servicios públicos; tuvieron en Orrantia un referente con autoridad, para proponer medidas de reactivación de la economía y otra visión en el tratamiento de la crisis.